CINCO PRÁCTICOS CONSEJOS DE FOTOGRAFÍA

1.  Olvídate de los 25 modos de escena de tu cámara.  ¿Quieres que la cámara te controle a ti, o en cambio prefieres ser tú quien controle tu cámara?  Manual, dispara siempre Manual.  A no ser que un Centauro pase ante tus ojos y no te dé tiempo a meter los valores adecuados.  Entonces tendrás excusa para disparar en automático.

2. Si estás dudando entre sacar y meter un elemento en la foto, sácalo.  Uno de los defectos más repetidos al principio de nuestra formación es meter muchos elementos, lo cual puede enmarañar el significado de la foto y complicar sobremanera su lectura por parte del espectador.

3. Si estás dudando entre sobreexponer y subexponer, mejor sobreexpón.  Por norma general en el post-procesado resulta más sencillo restar luz que añadirla, pues la toma más oscura no contiene tanta información como la sobreexpuesta.

(Para ambos casos resalto el Si estás dudando.  Por favor, apliquen estos dos consejos solo si les alberga una gran duda, en la rara situación en la que la brújula de la intuición les falla, y esta, acabaréis por comprobarlo, no suele fallar).  Continuemos:

4. Haz la foto en cuanto tengas ocasión.  Nunca esperes a la próxima vez porque cuando vuelvas esa foto ya no estará ahí.  El cielo habrá cambiado, una furgoneta habrá aparcado justo enfrente o sencillamente olvidarás para siempre que pensabas tomar esa fotografía.

5.  No mires la pantalla de la cámara tras cada disparo.  Echa un cálculo: si por cada foto tienes que perder tiempo en comprobar el resultado ¿Cuánto tiempo habrás perdido al final?  ¿Cuántas fotos habrás dejado de hacer?  La mayoría.  Tómate la molestia de mirar la pantalla solo si debes asegurarte de que vuelves a casa con la imagen adecuada, lo cual no es frecuente y suele dar lugar a decepciones, pues la pequeña LCD de nuestras cámaras solo nos sirve de referencia rápida, y hasta que no volcamos las fotos al ordenador no conocemos el resultado final.  Hace poco recordaba por aquí aquel vídeo en el que fotógrafo Arturo Rodríguez decía que le encantaría poner un trozo de cinta americana en la pantallita de todos aquellos que no dejan de mirarla.  Me sigue pareciendo una idea bastante buena.

Una vez dados estos consejos, desandaré el camino andado para ofreceros uno que está por encima de todos los demás, y que vale tanto para la fotografía, como para la cocina, la electromecánica o la vida en general:

Mucho ojito con los consejos.

Los consejos son una cosa muy seria.  Con uno mal dado podéis hundirle la vida al prójimo, por inocentes y bienintencionados que seáis.  Y admito esto justo después de ofreceros cinco recomendaciones de manera gratuita, pero creedme si os digo que siento vértigo, una suerte de responsabilidad del líder de opinión, al publicar estos consejos de baratillo.  Lo hago tras quedar estupefacto con la ligereza que la gente gasta a la hora de aconsejar en la red, incluso en cosas a priori tan intrascendentales como la afición a la fotografía.  La red, esa corrala de La Pacheca, donde cualquiera se erige como experto sin tener ni poka idea.  Para mi descargo añadiré que la eficacia de mis cinco consejillos (básicos donde los haya) está sobradamente comprobada en la práctica, y que son el concentrado de tres años de ideas locas y desvelos con la fotografía.  Doy consejos, sí, cómo diletante que soy, pero con una enorme precaución, porque bastante hacen ya ustedes con leer estas farragosas líneas como para que encima les haga perder el tiempo en los derroteros equivocados.  Mis consejos, modestia aparte, no son saldos del saber popular.  Yo no digo:

Compra preferentes, es una oportunidad única.

Métete a Arquitectura.  Ahí hay salidas fijo.

Dile que estás con otra.  Así se le pasará el trago antes.

Espérame aquí que ahora vuelvo.

(Ellas nunca vuelven).

A Dios gracias que los consejos no son de cumplimiento preceptivo.  Uno puede bien otorgarles rango de ley y grabarlos en piedra, bien pasárselos por el arco del triunfo.  Como el consejo aquel de poner fotos en todas y cada una de las entradas del blog (sobre todo en las que versan de fotografía), o el de ir al grano y, si acaso, dejar los rollos macabeos para el final del texto.

Tres años de experiencias desiguales en el mundo fotográfico para ofrecer cinco consejos.  Dentro de otros tres años (o tres días, quién sabe) me lanzaré con otros cinco.  Y pendientes quedan mis recomendaciones para la vida que tomé de terceras personas y que, al menos a día de hoy, aún no me han hundido la existencia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en FOTOGRAFÍA. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a CINCO PRÁCTICOS CONSEJOS DE FOTOGRAFÍA

  1. Jacobo dijo:

    No, ellas nunca vuelven.

    Respecto al control manual, desde mi humilde punto de vista
    hay que seguir el mismo consejo conduciendo. Hay que controlar
    el coche, no que él nos controle a nosotros. Para ello hay que
    conducir a la velocidad en la que podamos controlarlo, dentro
    de las normas de circulación viaria. Si uno no es capaz de ir a 120
    en autopista que vaya a 100 o 110. Ya lo adelantarán. Por supuesto
    que no vaya a 70, que aún siendo legal provocará accidentes!

  2. Seferin dijo:

    Te hablan de que tengas mucho cuidado de dar consejitos, y lo primero que hace el comentarista jacobo dar consejos sobre conducción.

    Estoy deacuerdo con el autor, hay que tener mucho cuidado con los consejos ya que puedes hacer mucho daño. Desde mi experiencia personal los consejos hay que tenerlos en cuenta, pero siempre hay que cuestionarlos y reflexionarlos antes de llevarlos a la práctica (pero nunca decirle al que te aconseja que los estas cuestionando, porque parecera una falta de confianza).

    No tener en cuenta los consejos de la gente también puede tener consecuencias nefastas, ya que puede conllevar perdida de oportunidades.

  3. Jacobo dijo:

    De acuerdo con todos. Por ejemplo, un campo muy ducho a que todo el mundo de consejos es el campo de las artes amatorias. Todo el mundo opina de lo que hay que hacer si se quiere seducir a alguien, como resolver una pelea entre pareja, … Y todo eso lo opinan sin saber cual es la relación entre las 2 personas. Mueran los consejos!!!

  4. Seferin dijo:

    Ya era raro que no saliera los alemanes o el ligoteo en tus comentarios

  5. Seferin dijo:

    Y haber si leemos mejor lo que escribo: Hay que tener en cuenta los consejos que te dan pero siempre hay que cuestionarlos… En las artes amatorias hay que escuchar a la gente porque de esos consejos pueden ser la clave del exito, no obstante hay que saber filtrarlos de la manera correcta y acorde con tu personalidad.

  6. Jacobo dijo:

    Si los consejos sólo funcionan si son aplicados por personas comunes, para aplicar sobre personas comunes valen. En caso contrario seguirlos es más catastrófico que una central nuclear al borde del mar. Si alguien no es común de entrada deber rechazar cualquier consejo aplicable a personas comunes, porque será devorado por ellas! Si alguien es un cordero, no puede seguir consejos de lobos

  7. Seferin dijo:

    Esas personas son más comunes de lo que piensan….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s