WILLEM FREDERIK HERMANS – NO DORMIR NUNCA MÁS

Leer ‘No Dormir Nunca Más’ (Tusquets, 2010) es emprender un viaje de incertidumbre.  El protatognista, Alfred Issendorf, es un joven neerlandés recién licenciado en geología, cuyo trabajo para la tesis doctoral se convierte en una visita a su profunda inseguridad.  En el extremo norte de Noruega tratará de buscar pruebas que avalen su hipótesis, pero al comienzo del viaje no puede imaginar que su aventura estará dominada por las dudas sobre sus objetivos y la desconfianza hacia el resto de miembros de la expedición.

Mediante un relato parsimonioso y cómico, Willem Frederik Hermans narra en detalle cómo el joven Alfred va perdiendo pie a medida que se adentra por las inhóspitos valles de la región de Finnmark y comprueba que entre él y su meta se alzan formidables obstáculos.  En ocasiones estos proceden de inclemencias externas, como la pesadumbre de vivir en un día eterno y unos mosquitos que no le dejan dormir, así como por la incapacidad de lograr fotos aéreas del lugar y su nulas cualidades en un entorno natural.  Otras, en cambio, los obstáculos le salen de dentro.  Son esas mismas dudas que le asaltan a cada paso, y que poco a poco merman su capacidad reflexiva.  Por eso ‘No Dormir Nunca Más’ da cuenta de un viaje, mental y físico, en toda regla.  Una novela escrita en 1966 pero que podría pasar por actual, sobre todo para los que confiamos en que aún queden reductos de naturaleza donde perderse y enfrentarse a los demonios propios.

Hermans, neerlandés como su protagonista y fallecido en 1995, está considerado como uno de los pilares clave de la literatura de su país.  Dada su formación de geógrafo podemos pensar que ha volcado sobre este relato una muestra de los morados existenciales que a él también le abordaron mientras era un joven de aspiraciones científicas.  Desde luego el matiz cómico de ‘No Dormir Nunca Más’ no es suficiente para desarmar el carácter trágico de la historia, pero precisamente una tragedia acontecida en la trama sirve para poner las cosas en orden y para que Alfred recupere la perspectiva de un plumazo.  Una novela de argumentos sólidos y bien explicados, con un tempo perfecto y una lección vital incontestable.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en LIBROS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s