LA MUERTE DE LUMET

La muerte de Sidney Lumet nos sirve como pretexto para echar a andar con la música de ‘Antes que el diablo sepa que has muerto’ en nuestras cabezas.  La última película del cineasta philly dejó en nosotros un poso de tragedia (griega) contemporánea, aderezado eternamente por una banda sonora estremecedora a cargo de Carter Burwell, quien ya trabajó en ‘Where the wild things are’.  Ese teclado denso, con el que Ethan Hawke y Philip Seymour Hoffman se van hundiendo en el pozo, parece traer consigo una agorera predicción.

La muerte de Lumet iba a llegar más pronto que tarde.  Fueron 86 años casi enteramente dedicados al cine, desde 1957 con ‘Doce hombres sin piedad’.  Un lenguaje de crudeza, nada compasivo, sirvió para ponernos frente a frente con los dilemas morales que el director nos quiso plantear.  La corrupción pública y empresarial, pero también la de las propias almas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE, MÚSICA. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LA MUERTE DE LUMET

  1. Jacobo dijo:

    Justo te iba a comentar para decirte si ibas a escribir esta
    entrada porque recuerdo alguna otra en la que hablabas de este
    director. Veo que tienes el blog al día. Un saludo

    • fenrisolo dijo:

      Jeje, como puedes comprobar no se puede decir que haya profundizado demasiado en el tema. En menos de nada tendré de nuevo tiempo para meterle caña al blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s