FREQ NASTY – FABRICLIVE.42

La Fabric es una de las salas con más recorrido en el circuito electrónico internacional.  Por ello la calle Charterhouse de Londres  se ha ido convirtiendo en La Meca de los ávidos amantes de un sinfín de géneros, atraídos por la visita de los nombres que llenan el cartel de los festivales de medio mundo.  A modo de ejemplo, solo este fin de semana van a pasarse por ahí Andy C, Marco Carola y DJ Hype, entre otros.  Como no podía ser de otra forma hace tiempo que este hervidero de beats tuvo un hijo en forma de sello discográfico.  Entre sus referencias encontramos mixtapes a cargo de Simian Mobile Disco, A-Track, Spank Rock, Howie B, Cut Copy, Diplo, Caspa & Rusko, DJ Yoda…  Ya van por la 56, y en la 42 recaló un DJ de esos que no dan tiempo para el relajo.

FreQ Nasty parte sobre todo de dub, Hip Hop y dubstep para ametrallar al personal a base de acelerones y bajos contundentes, de cortes acertados que dan lugar a un breakbeat de primera.  Nacido en Fiji y criado en Nueva Zelanda, se desplazó hasta Londres, en la otra punta del mundo, para encontrar el escenario idóneo a su amplio espectro musical.  En este FABRICLIVE.42 (2008) encontramos su exitoso remix del ya de por sí célebre ‘Sound of Da Police’, hitazo de KRS One; ZZT (o lo que es lo mismo: Tiga y Zombie Nation) ponen en el corte nueve el momento más electro del tracklist; Rusko transforma a su antojo  ‘Bring It On’ de Leon Jean-Marie; el omnipresente ‘Kaslemba Wegue Wegue’ de Buraka Som Simstema encuentra aquí un acomodo nada forzado; ‘House Music’ de Cadence Weapon (futura promesa de la fábrica de talentos Big Dada) nos recuerda a  ‘I’m in the House’; ‘Godda Get It’ (Radioclit vs No Surrender) nos seduce por su melodía extraña; en el arranque, una plegaria reivindicativa de Saul Williams despierta las almas del personal y enlaza con el singjaying de Santigold en ‘Creator’, éxito que contó con la producción de Switch y el propio FreQ Nasty; en el otro extremo, Nate Mars y Jahdan se despiden en lo alto con ‘Above & Beyond Dem’.

La ralentización del dubstep salpica una sesión que suda etnicismo y beats mecánicos.  Decir que es una batidora de estilos sería demasiado obvio, y Daryn McFayden (su nombre real) parece trabajar con las vibraciones antes que con los estilos.  Así es como Jamaica, en manos de FreQ Nasty,  cogió un ritmo demoníaco.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MÚSICA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s