LA SERIE B EN EL CINE ESPAÑOL, CUANDO EL DINERO NO ES PROBLEMA

Una recomendación extramusical: aquellos afortunados que en las próximas semanas vayan a pasar por Zaragoza La Inmortal tienen hasta el 6 de febrero para visitar la exposición ‘La Serie B en el cine español, Cuando el dinero no es problema’, en el Centro de Historia de la capital aragonesa.  No faltan los grilletes, la sala de proyección cuasi-decimonónica, los muñecos de casa del terror y los carteles de coleccionista.  La muestra está comisariada por el director del Festival de Cine de Zaragoza, José Luis Anchelergues, y de hecho se enmarca en las actividades complementarias de dicho festival, centrado en los jóvenes realizadores y cuya edición de este año concluyó el pasado 11 de diciembre.

La exposición va desde los grandes nombres del género hasta la Serie B en Aragón.  Así, es inevitable hablar de Jesús Franco, realizador con una filmografía de cerca de 200 películas en su haber, y que también ha sido músico de jazz, compositor de bandas sonoras, productor, actor y guionista, por decir algunas ocupaciones de su interminable lista.  El búscate la vida personificado, el director más peligroso del mundo según el Vaticano, un defensor más de la grabación en digital y el gran defensor de la libertad en el cine.

No menos relevante es el caso del actor, director y productor fallecido en 2009 Paul Naschy, que pasará a la historia como el Hombre Lobo genuinamente español.  Tanto Naschy como Franco han gozado siempre de más reconocimiento fuera de España.  Cosas de la censura, el espanto y la incomprensión.  Hay espacio también para la mención a otros grandes como Ibáñez Serrador, para las intentonas intencionadamente falsas de gente como Álex de la Iglesia y para un repaso breve sobre las experiencias en casa -colectivo Neo-Gore sobre todo-.  En definitiva, hay espacio para dejarse sorprender por la sangre espesa, la piel fina en castillos lúgrubes y los cuerpos recorridos por el champán.

La exposición pone de relieve que, a Dios gracias, en los márgenes del maltratado y maltratador cine español hay lugar para experimentos enriquecedores.  Nos alegramos los especialitos obsesionados con las lápidas y los beats oscuros.

P.D.: Para no quedarnos en esta aburrida reseña sobre el tema, sabed que está en preparación nuestro particular vistazo a la banda sonora de Liquid Sky, pero esto ya es cosa de la Serie Z.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s