LA PAZ DE JOSÉ ANTONIO LABORDETA

Este blog versa sobre música, y de música vamos a hablar hoy también.  Porque ayer domingo, a la una de la madrugada, murió en Zaragoza José Antonio Labordeta.  Su currículo es interminable: cantautor, diputado, profesor… pero el hilo conductor de toda su vida profesional siempre fue uno solo, la lucha infatigable por la justicia.  La justicia encarnada en una tierra olvidada que reivindicaba su parte.  Para ello hubo de presentar programas de televisión, pregonar cantos airados y comprometedores y poner del revés a una bancada parlamentaria retrógrada y derechona.

De él nos gustaban sus formas –él sí era campechano- y en él recogía los atributos que le pedimos a un político, entre los que figura la falta de ambición personal.  De ahí su independencia y su total ausencia de corrección política.  ¿Es tanto pedir?  Labordeta ha sido uno de los pocos interlocutores a los que les podemos reconocer esos logros.  Apodado ‘El Abuelo’ en Aragón, en verdad era un hombre tranquilo y entregado a sus valores nobles.  Solo montaba bronca porque hacía falta, porque en los pueblos de esta comunidad todavía hay demasiada paz.

Hace dos años moría Sergio Algora y la escena indie aragonesa no ha encontrado ni encontrará sustituto.  Ahora muere José Antonio Labordeta y nos pasa lo mismo.  En Aragón somos pocos.  No habrá relevo a esa voz estentórea que gritaba libertad, desarrollo, independencia, igualdad de oportunidades…  La pérdida de su escaño en el Congreso de los Diputados ya fue un trago amargo.  Ahora sin su figura temo que la política se nos atragante a los habitantes de esta tierra por partes árida pero siempre maravillosa.

No es un obituario de experto, pero sí es muy sentido.  José Antonio se queda en Aragón.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ACTUALIDAD, MÚSICA. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a LA PAZ DE JOSÉ ANTONIO LABORDETA

  1. Navigator dijo:

    Te he agregado al msn, q lo sepas. digital…

  2. Alberto.c.p dijo:

    Hola enrique, por mi meti en tu bloq. Laborta era un idolo de aragón y con él se va el hombre que hacia recordar que aragón también tiene derechos… y sobre todo sus personas.

    • fenrisolo dijo:

      ¡Ese Alberto! Un gusto verte por aquí. Sí, Labordeta era un jefe, y de aquí en adelante va a ser un poco más ‘nuestro’ jefe, ahora que vamos a beber en un parque que lleva su nombre.

  3. Jacobo dijo:

    Hombre, Quien será el tal Alberto C.P. Me suena de algo. Pero Fenris, no des muchas indicaciones de donde realizamos reuniones sediciosas, no nos vayan a arcabucear. Por cierto, de acuerdo con el post, buena idea el hacerlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s