HAZHE – UNIVERSAL LANGUAGE

¿Sabes lo que me costó

perder mi banda y empezar a ser de los que siempre inventan un final

con perros de caza que temen al agua?

Así, con esta pregunta tan histriónica, Richie Vicente planteaba lo difícil que le resultó la pérdida de su grupo (¿Tachenko, La Costa Brava tras la muerte de Algora?).  La burbuja se reventó y eso siempre es un palo.  Presumiblemente, para Rapsusklei y Hazhe supuso un cambio igualmente importante disolver el que fue uno de los tándems MC/DJ mejor avenidos del Hip Hop nacional.  Fueron muchos años de hermandad, muchas colaboraciones, discos y maquetas. El dúo llegó a su fin en 2008, y dos años después estamos en condiciones de concluir que no les ha sentado nada mal cambiar de aires.

Hace un tiempo hablamos de Pandemia, el nuevo LP de Rapsusklei, y ahora nos centramos en Universal Language (FIBONACCIMUSIK, 2010), el disco con el que Hazhe pone en alto la idea de que el Hip Hop es eso mismo, un lenguaje universal.  Y lo es.  En el largo escuchamos una retahíla de rap norteamericano salpicado con rimas de otros países.  La muestra más exótica la encontramos en un interludio a cargo de un rapero chino, pero tampoco faltan Mustafá Yoda (Argentina), Joe Cassano (Italia), MC Raptor y Sagas (Portugal) y BCDW y Dj Pradone (Francia), además de otros dos interludios, uno desde México y otro desde Marruecos.

Era de esperar que en ese parnaso internacional se colasen auténticas gemas del rap de aquí.  Tote King rapea 40 segundos al alimón con Wise Intelligent y no se cansa en ‘Fire’; le sigue en ‘Grandeza’ Jefe de la M, que hace uno de los ejercicios más sinceros que recordamos en el Hip Hop reciente.  Además encontramos a Gran Purismo, que aunque vive en Suiza es de origen español.  Él es quien le da al largo un sentido genuinamente universal al atreverse a rapear en varios idiomas, con su estilo hardcore inamovible.  La contribución local -Zaragoza- corre a cargo del grande entre los grandes Kase-O, y por partida doble.  En ‘A Mr.Scarface’ narra un relato muy cinematográfico que afortunadamente ha quedado respaldado como se merecía con un videoclip curradísimo.  El mismo Javier Ibarra cierra el disco con ‘Psico Mosaico Prosaico’, verborrea rapera sobre una instrumental a medio tempo.

Son veinte cortes, pero de una duración reducida y una variedad muy cuidada, tanto en los emecés como en la raíz de las intrumentales.  Raperos de distintos orígenes todos en un nivel muy alto, por si a alguien le quedaba alguna duda sobre las cualidades de la escena patria para medirse al Hip Hop de la misma cuna del Hip Hop.  El resultado, como no podía ser de otra forma, suena heterogéneo, universal.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MÚSICA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s