LOS BARCOS QUE ROCANROLEABAN

Parte importante de la historia de la música en Reino Unido son las radios pirata que proliferaron en los años cincuenta y sesenta, cuando las radios comerciales eran ilegales.  Pese al magma creativo del pop y el rock que conmocionó a la población británica en esa época gloriosa la BBC apenas emitía dos horas de música moderna a la semana.  Así, se dieron las razones para que nacieran esas emisoras clandestinas que desde ultramar ponían los éxitos de The Kinks, The Who, Bowie y Cohen, Rolling Stones, The Moody Blues y The Supremes… para una audiencia potencial de millones de personas.  No todas estas cadenas eran de carácter musical, pues también las había que ofrecían contenido de interés general y entretenimiento variado.  El caso más famoso de emisora ilegal es el de la fotografía: Radio Caroline (1964), que a día de hoy continúa transmitiendo a través de Internet y satélite.  El ejemplo curioso lo encontramos en Radio Invicta, instalada sobre unas plataformas militares del estuario del Támesis que durante la II Guerra Mundial sirvieron para defender Londres de la aviación nazi.

‘The Boat That Rocked’ (2009, Richard Curtis) recoge ese fragmento de la historia de forma tangencial, sirviéndose de la anécdota.  La película se queda en la superficie y hace un esfuerzo por arrebatar una carcajada al espectador, pero la historia de la radio ilegal en Reino Unido da mucho más de sí.

Con el paso del tiempo la BBC se abrió a los nuevos géneros.  El número de emisoras legales se multiplicaba exponencialmente.  Ya no había razones para jugarse la vida a bordo de cargueros que apenas se mantenían a flote o plataformas petrolíferas desvencijadas.  Fue entonces cuando las radios ilegales dieron el salto desde el mar hasta la gran ciudad.  Ahora los estudios improvisados de bajo presupuesto iban a establecerse en las azoteas de las torres de hormigón que salpican los barrios populares de Londres, pues era más fácil acceder a ellas que a los bloques de oficinas.  El electro, el jungle y un sinfín de subtendencias electrónicas y urbanas iban a inundar las ondas para disfrute de la juventud londinense.  Estas nuevas radios ilegales nacieron por la necesidad de dar a conocer todas esas vanguardias.  Las radios proliferaron como setas al abrigo de la inquietud, y el coraje, de estos pinchadiscos aguerridos, quienes de nuevo pervertían al pueblo llano, esta vez jugándose la vida para subir a los tejados en busca de su hilo conductor.

Y el grime no sería hoy grime sin estas radios, tampoco el dubstep.  Los DJ parecían competir entre ellos.  Se creó entonces una red tupida de experimentación sonora que permitía a discjockeys, productores y MCs promocionar su arte.

En nuestros días el patrón predominante es el podcast y ya no se trata tanto de romper fronteras, pero las radios ilegales no han muerto.  El ansia por retransmitir es superior a la inmediatez y sencillez técnica de la red de redes.  Por eso todavía hay discjockeys que, por romanticismo y pulsión incontenible, siguen abordando las ondas.  En la noche londinense todavía es posible hallar un hilo de grime primigenio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CINE, MÚSICA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LOS BARCOS QUE ROCANROLEABAN

  1. usoidesfero dijo:

    Hola, soy autor de un blog y quería avisarte de que hay unos tipos que se están dedicando a copiar lo que escribimos nosotros para ponerlo en su blog. Han copiado este post tuyo:
    http://www.cinemascope.es/19/07/2010/los-barcos-que-rocanroleaban/
    Yo he escrito a Yumbee.com para que tomen medidas, y les he dejado un comentario pidiendo que borren mi entrada.

    Me parece un abuso que se dediquen a copiar el trabajo de otros y encima pretendan sacar dinero, porque tienen la web llena de publicidad.

    Creo que si presionamos entre todos podremos pararles los pies a estos caraduras.

  2. Arturiwell dijo:

    jejeje, me parece que te puse los cuernos con una romana…a ver si me mandas tus critiquillas. Un abrazo crack!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s