FIB XVI EDICIÓN

Archivo FIB / Paul Bellido

Un año más, y ya van dieciséis, el Festival Internacional de Benicàssim vuelve a partir el verano en dos mitades y a erigirse como el festival con más solera de la temporada veraniega.  La historia del Fib es la historia de un acontecimiento tanto musical como social que fue creciendo desde las tímidas ediciones de mediados de los noventa hasta bien entrada la actual década.  Una radiografía de la consolidación del actual público ‘indie’ español, aunque éste se ha ido viendo cada vez más desplazado por el turismo británico, atraído sin duda por un cartel pensado para su horma y debido en parte a que Vince Power ha ido ganando peso dentro de la organización.  Sin embargo, la crisis económica va a conseguir lo inaudito, y se espera que este año haya menos afluencia de público extranjero.

De la primera edición de 1995 el Fib saltó a la conquista de los grandes nombres del panorama independiente internacional.  Cuando ya había abarcado todos comenzó entonces su viraje a géneros urbanos y electrónicos, así como otras tendencias de vanguardia, y por último a glorias consagradas como Leonard Cohen.  Este año el cartel no dejará a nadie pusilánime, pero desde luego es una lista cuanto menos interesante, para aprender y para botar.

Ray Davies (ex The Kinks) y Peter Hook (ex Joy Division y New Order) encabezan la sección de viejas glorias a las que conviene analizar para ver por dónde les llega el aire a estas alturas de la vida.  Otro artista conocido por todos, aunque por razones extramusicales, es Charlotte Gainsbourg, hija de Serge y Jane.  Aderezará el repertorio de su último largo con versiones de Dylan y de su padre.

Por la vertiente electrónica encontramos a DJ Shadow, ya una leyenda a la que todos escudriñan en busca de sus nuevas ocurrencias; The Prodigy, apuesta segura para la fiesta de los bits contundentes; Klaxons, otra apuesta segura, esta vez por la fiesta nu rave sin límites, y Four Tet, quien pondrá el viaje atmosférico de turno.  Los Gorillaz vienen por primera vez a España y les pilla en una época más real que virtual, puesto que Damon Albarn y su banda salen de la parte de atrás de la pantalla para dar la cara ante el público, que seguro será multitudinario.  Dizzee Rascal pone el toque urbano –este año solo una puntita en el cómputo del festival- con su exitoso y siempre chic grime.

Vampire Weekend vuelven para terminar de saciar a la audiencia patria tras sus exitosos bolos de febrero y el exitazo de su segundo álbum, ‘Contra’.  Quizá se trate de la última gran muestra de esa ola de africodelia que hace nada sacudió la escena independiente global.  Mientras, Hot Chip volverán a deleitar con disco-pop de nuevo cuño, y es más que probable que por enésima vez ofrezcan un concierto de levantar los pulgares al cielo.  ¿Harán sonar su cover del ‘She Wolf’ de Shakira, esta vez ante un público cien por cien indie?  Mañana lo sabremos.

En cuanto a los españoles, el Fib vuelve a sacar un cartel solvente, esta vez con menos promesas y más nombres reconocidos.  Los Planetas todavía no tienen a nadie que les haga sombra por estos lares, pero a cambio esta vez los fibbers disfrutarán de Love of Lesbian.  El grupo barcelonés, en plena gira, ya demostró en el SOS 4.8 de Murcia que su disco 1999 tiene el suficiente empuje como para reunir ante sí a más afición que los granadinos más famosos del pop.  The Sunday Drivers, que ya se deben de conocer el festival de memoria, ofrecerán aquí el que han anunciado como su último concierto.  Sr. Chinarro viene por detrás y precedido por su larga trayectoria en esto del pop patrio.

Y nos dejamos a muchos artistas interesantes: Cut Copy, Bigott, Goldfrapp, Southern Arts Society, Triángulo de Amor Bizarro, Boys Noize…

La aventura tendrá lugar desde dentro de unas horas hasta el domingo.  Cobran por los horarios (muy a lo festival británico) así que si eres uno de los afortunados asistentes mejor te llevas el papelico impreso de la web.

Después de la tormenta siempre llega la calma.  Ya pasó la guerra festivalera, de la que el Festival de Benicàssim salió airoso, ahora es momento de tomar aire y disfrutar de la merecida fama de la marca Fib, trabajada durante dieciséis años de contratación de artistas mastodónticos y apariciones en los medios, españoles y extranjeros.  Cuesta imaginar la historia de los festivales en España si aquel 1995 Los Planetas, Australian Blonde, The Pastels, Charlatans, Chinarro, La Buena Vida, Penélope Trip… no hubieran tocado en el velódromo de la localidad castellonense.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MÚSICA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s