CONCIERTO: LOVE OF LESBIAN EN EL ANFITEATRO DE RANILLAS

La música vuelve al recinto de la Expo, aquel rincón desangelado de Zaragoza que hace apenas dos años fue hervidero musical y destino para melómanos de distinto signo.  Bajo la iniciativa de Los Festivales del Ebro el consistorio de la Inmortal pretende mantener esa seña de valor cultural en el marco de su objetivo de ser Capital Europea de la Cultura en 2016, un objetivo que, en opinión de este humilde servidor, le queda grande a una ciudad que aún tiene mucha tela que cortar en esta materia.

Afortunadamente la propuesta de los festivales tiene un valor innegable que va más allá del bombo y la propaganda de buzoneo.  El Anfiteatro de Ranillas recibió anoche a uno de los platos fuertes de la temporada: Love of Lesbian, teloneados, eso sí, por los zaragozanos Velouria y los madrileños Los Punsetes.  Se trató pues de un mini-minifestival el organizado por El Fantasma Producciones.  Lo de ‘fantasma’ viene por El Fantasma de los Ojos Azules, el bar que comandó el ex niño gusano Sergio Vinadé durante largos años de activismo Indie.  Por ello ayer le pudimos ver entre bambalinas durante los conciertos.

El primero de ellos corrió a cargo de Velouria, mucho rock, mucha tralla y mucho trabajo detrás.  Se trata de un grupo insultantemente joven que ya tuvo su paso por el concurso Muévete En Directo.  Solo son tres, pero les basta para meter caña, demasiada si la labor es telonear a Los Punsetes.  Ante un público que se contaba aún por decenas, demostraron que tienen algo que aportar al panorama musical zaragozano.  Hubo versión de Queens of the Stone Age y recuerdo para Devizio, la sala de la calle Lozano Monzón que recientemente cerró por orden de Gerencia de Urbanismo.

Y aparecieron Los Punsetes con ese pop de desgana, de no querer levantarse de la cama ni trabajar ni estudiar ni pensar siquiera.  Desde luego, a los madrileños hay que reconocerles que saben mantenerse en sus trece en esa actitud nihilista.  Son cinco, y del mismo modo que Velouria se apaña con apenas tres para despertar al público, a estos parece sobrarles una guitarra.  Bien es cierto que en directo suenan más contundentes que en estudio, pero ni aun por esas.  Teniendo canciones tan cortas como las contenidas en sus dos discos –ninguno de ellos con título- es muy fácil mantener a la audiencia contenta con la selección de los temas.  El momento álgido, si puede decirse así, se vivió con ‘Dos Policías’ y ‘Tus Amigos’.  Ariadna, la cantante, no se movió en ningún momento, como viene siendo habitual.  El único atisbo de humanismo se vislumbró con la despedida de rigor: “muchas gracias, Zaragoza”, de bises ni hablamos.  En fin, de todo se cansa uno, el público también.

Después de este pop traspuesto llegó el turno para los grandes, y al escenario suben Love of Lesbian.  Con unos primeros acordes que tontean con ‘Voy a Romper las Ventanas’, enseguida se sumen en la tormenta instrumental casi shoegaze que es ‘Allí Donde Solíamos Gritar’ para pasar acto seguido a Las Malas Lenguas.  Se nota que el álbum 1999 ha calado hondo, tanto en sus fieles como en los nuevos fans, gracias a sus himnos reconocibles en la trayectoria vital de cualquiera.  Love of Lesbian lo están petando, así de claro, y en conciertos como este, fuera de un festival propiamente dicho, disponen del tiempo suficiente para presentar el último disco y dar un repaso a sus dos anteriores en lengua castellana.  Antes grabaron otros tres en inglés, pero éstos ya parecen haber pasado a mejor vida.

Por si su repertorio amable no fuera suficiente, Santi Balmes desprende un magnetismo que le permite conectar con el público a base de comentarios erótico-festivos, bailes ridículos y el atrezzo propio de un chino.  Hay pocos, en el indie español, con esas aptitudes, que se lo pregunten a Jota de Los Planetas.  Love of Lesbian son la fiesta, la celebración del pop y la supervivencia a la propia vida -‘Me Amo’-.  Se olvidaron de ‘Te Hiero Mucho (Historia del Amante Guisante)’ pese a las peticiones reiteradas del público, no así de temazos como ‘La Niña Inmantada’, ‘Segundo Asalto’, ‘Incendios de Nieve’ o ‘Club de fans de John Boy’, la meta-canción sobre los conciertos inolvidables de nuestra juventud, de 1999 y también de 2010.

La gente se fue del anfiteatro contenta, saciada de su John Boy particular después de que el quinteto barcelonés saltara la valla de seguridad para saludar y botar con su querida hinchada.  Love of Lesbian reciben el cariño que se merecen y el público las canciones que lleva pensando toda su vida.

P.D.: Irrepetible el momento de Balmes haciendo virguerías con un sujetador descomunal que le habían tirado al escenario.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MÚSICA. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a CONCIERTO: LOVE OF LESBIAN EN EL ANFITEATRO DE RANILLAS

  1. Agnes dijo:

    Maldita sea, que me fue imposible ir al concierto de LOL! Para acabar de arreglarlo, me da que en el de Sidonie tampoco voy a poder hacer bulto contribuyendo, así, a demostrarle a nuestro Excelentísimo Ayuntamiento que en esta ciudad también hay público para algo más de los grandes conciertos de grupos comerciales sólo-aptos-en-Pilares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s