M.I.A. – BORN FREE

Menuda se ha montado con el último videoclip de M.I.A.  Violento, pero no macabro, y nada sorprendente.  ¿A estas alturas del partido nos va a sorprender que la diva moderna ‘número uno’ sorprenda a unos cuantos incrédulos mojigatos?  A mí desde luego me sorprendería si fuera cosa de Justin Bieber, pero de la tamil más famosa del mundo no, en absoluto.

El vídeo no es un videoclip al uso.  Son diez minutos de relato hilado con ‘Born Free’ de fondo metiendo caña, con un sample del ‘Ghost Rider’ de Suicide de por medio.  Ni siquiera la temática del vídeo puede llamarnos la atención dado su director.  Romain Gabras ya dirigió ‘Stress’, de Justice, donde ilustraba sin tapujos las andanzas urbanas de un grupo de inmigrantes de tercera generación, desarraigados, en la banlieue parisina.  En esta ocasión nos cuenta una breve historia de terrorismo de estado mediante una redada brutal en busca de chavales pelirrojos.  Finalmente los policías los llevan a un descampado y les hacen correr para rebanarles la tapa de los sesos.  ¿Sorprende esto viniendo de quien viene?  No.

Pero claro, siempre hay alguien, en este mundo tan grande y superpoblado, que se siente ofendido.  Y a M.I.A. le censuran el videoclip en el canal YouTube de Estados Unidos, y la susodicha dice que, para vídeos ofensivos, ahí está el de Bieber. “Creo que el nuevo vídeo de Justin Bieber es más violento y una agresión mayor a mis ojos y sentidos que el que nosotros hicimos”, así de simple y así de claro. 

A la pobre Miley Cyrus también la están acusando ahora de causar polémica por enseñar las rodillas y poco más en su último clip.  Por mí, una piba de 17 años que enseñe lo que quiera.  Yo creo que el pecado está en ponerse esas alas, en figurar dentro de esa jaula y en cantar sobre esa música de radiofórmula, pero allá cada cual.

Lo que hagan M.I.A., Miley Cyrus o el mismito Justin Bieber siempre saldrá a la palestra o incluso generará polémica, pero por la única razón de que va su nombre por delante. 

Para videoclips macabros de verdad tenemos infinidad de ejemplos escabrosos, cada cual más truculento que el anterior.  YouTube y los irascibles de turno no estarán tan a salto de mata como con otros artistas y estas ocurrencias sádicas nadarán por siempre jamás en la red de redes.  No sé exactamente a quién se le ocurrió poner ‘Jealousy’ de Fan Death sobre fragmentos de la peli francesa ‘Mais ne nous délivrez pas du mal’ -quizás fueran ellas mismas- pero el resultado es cuanto menos aterrador.

Y este sí que es con premeditación y alevosía.  Los noise y expermientales HEALTH muestran un baño de muerte y sangre, así como todo el buen rollismo que se le presupone a un grupo de la soleada California, en su vídeo para ‘Die Slow’.  YouTube ha tenido a bien advertir del contenido peliagudo.  Yo ya os preciso que la sangre comienza a brotar en el 2:14.

Y a mí también me parece más ofensivo el videoclip de Bieber.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MÚSICA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s